El contenido es el rey

Marketing de contenidos

Marketing de contenidos: El interés de las personas es cada vez más difícil de capturar. Más corto, más escaso y más fácil de perder con mal diseño, tiempos de carga lentos o contenido aburrido, por más útil que sea.

¿Por qué te interesa luchar por la atención de millones de usuarios de internet? Generar conciencia de tu marca y tráfico hacia tu sitio son algunas metas comunes, pero no deberían ser las únicas. ¿Cómo haces para que esa atención se convierta en valor real para tu sitio web?

Como emprendedor, una estrategia de marketing de contenidos puede ayudarte a lograr este segundo objetivo, de manera consistente y más rentable que utilizando medios tradicionales. Es una estrategia que te permite nivelar el terreno de juego contra sitios web más grandes. Como Matt Cuts indicó, el contenido hace que los sitios pequeños se conviertan en gigantes.

Aún si no eres un emprendedor, pero estás interesado en generar valor por menos costo, el marketing de contenidos es un poderoso aliado que deberías utilizar. ¿Qué es, cómo puedes comenzar a utilizarlo, y qué consejos te podemos dar para mejorar tus resultados? Sigue leyendo…

Definiendo el marketing de contenidos de manera sencilla

El marketing de contenidos consiste en generar y compartir contenido valioso de forma gratuita para mover a los visitantes de tu sitio web a través del ciclo de compra.

Algunas personas opinan que únicamente la primera parte de esta definición es adecuada, y que puedes crear una sólida estrategia de marketing de contenidos creando y compartiendo contenido útil y relevante para tus visitantes.

Sin embargo, la segunda parte de la definición marcará la diferencia entre tener un sitio con buen tráfico, señales sociales, y que tu público considere entretenido, y un sitio que sea todo eso, y rentable. Además, el movimiento a través del ciclo de compra no es necesariamente lo mismo que venderle algo a tu cliente de forma insistente. Lo haces a su ritmo, a través de la atracción y no a empujones.

Antes de continuar, respondamos la pregunta de por qué quisieras hacer marketing de contenidos.

Tenemos un dato para ti. Bueno, diez datos en realidad. Vía: Writtent

  • El marketing de contenidos cuesta 62% menos que el marketing tradicional.
  • Y vende 3 veces más.
  • 27,000.000 piezas de contenido se comparten diariamente.
  • 73% de los compradores se frustran con piezas de contenido irrelevante.
  • Para los líderes en el marketing de contenidos, se espera 7.8 veces más tráfico que sus competidores.
  • Sólo 44% de los encargados del marketing de contenidos han documentado su estrategia.
  • 82% de los mercadólogos que bloguean miran un retorno de inversión positiva.
  • Las marcas que generan 15 entradas de blog por mes generan 1,200 oportunidades de venta mensuales.
  • Los clientes que reciben un boletín de correo gastan 82% más que los que no lo hacen.
  • 70% de los consumidores prefieren conocer a una compañía a través de sus artículos originales.

Sin importar tu industria, puedes ver los beneficios que una estrategia de marketing de contenidos correctamente implementada puede traerte.

Ahora sí, veamos más de cerca esa definición del marketing de contenidos.

Crear y compartir contenido útil e interesante de forma gratuita

La variedad del contenido que puedes generar es realmente amplia. Algunos tipos de contenido que puedes generar como parte de tu estrategia incluyen:

  • Artículos propios en tu blog.
  • Artículos en otros blogs.
  • Artículos de otros autores en tu blog.
  • Series de artículos.
  • Videos.
  • Infografías.
  • Reportes especiales.
  • Manifiestos.
  • Cursos gratuitos.
  • Ebooks.
  • Podcasts.
  • Contenido de otras fuentes, curado por ti.

La idea es generar material que esté gratuitamente disponible en tu sitio web, que los visitantes quieran leer y compartir. Debe tener ciertas características:

  • Debe brindarles un beneficio por haberlo leído.
  • NO debe ser una carta de ventas.
  • Debe establecer tu autoridad en el tema.
  • Debe estar relacionado con los productos o servicios que ofreces.

Artículos sobre cómo hacer algo, guías sobre los mejores productos o servicios que complementan tus productos, listas sobre los errores a evitar cuando haces una actividad, etc. son ejemplos de contenido que ayuda a tus visitantes a resolver un problema.

Idealmente, debes resolver problemas que no requieran una gran inversión de tiempo y dinero para solventar.

Si eres un diseñador de interiores, puedes crear un artículo sobre cómo elegir los colores para tu casa en 10 minutos, los 20 mejores blogs de inspiración para diseño moderno, o las 5 técnicas que te ayudarán a decorar mejor tu oficina.

La idea es crear contenido que el usuario esté feliz de haber leído, y quiera compartir con las demás personas.

Redes sociales

Aunque algunas personas consideran que las redes sociales son parte del esfuerzo de generación de contenidos, preferimos la definición alternativa, que son una herramienta de distribución del contenido generado.

Aunque sin duda una publicación en Facebook, Google+, o un tuit son pequeñas piezas de contenido por sus propios méritos, generalmente las estarás utilizando (o deberías) para llevarlas a tus piezas de contenido principales. Por esta razón, son consideradas una herramienta de distribución dentro de la estrategia general de marketing de contenidos.

…moviendo a tus visitantes a través del ciclo de compra

Sólo crear contenido útil e interesante quizás te ayude a establecerte como un conocedor en el tema, y a través de las veces que tu contenido sea compartido, probablemente incrementarás el tráfico y la visibilidad de tu website.

Pero esto no es suficiente…

A pesar de no estar vendiendo de forma obvia y directa, tu estrategia de marketing de contenidos debe apoyar a tu estrategia de negocios general. Esto se logra a través del diseño e implementación de un embudo de resultados. No lo llamemos compra, si no lo deseas. Quizás tu meta es crear solicitudes para adoptar mascotas, donaciones para una causa, o algo más. Pero tu estrategia de marketing de contenidos debe tener una finalidad.

Puedes visualizar las diferentes etapas por las que el visitante debe pasar, desde ser un desconocido de tu marca hasta cumplir con la acción que finalmente deseas que realice. Un modelo fácil de entender es el modelo AIDA:

  • Atracción.
  • Interés.
  • Deseo.
  • Acción.

Por supuesto, un modelo mucho más exacto para describir el nuevo ciclo de compra online es el de ZMOT, o momento cero de la verdad, propuesto por Google.

Lo importante es que tu estrategia de marketing de contenidos no se quede sólo en la etapa de atracción. Claro, mucho del contenido que generarás se centrará en esta parte del proceso, pero deberás diseñar y crear contenido que lleve a tu potencial cliente hacia nuevos niveles.

El contenido que generes debe hacer que tu visitante termine haciendo la acción final que desees, y tu estrategia de marketing de contenidos seguirá funcionando incluso después de haber logrado la venta, donación, solicitud de cotización, etc. El Content Marketing Institute nos indica que una buena estrategia debe actuar en todas estas etapas:

  • Solicitudes de cotización.
  • Oportunidades de venta.
  • Ventas.
  • Satisfacción del cliente.
  • Retención de clientes.
  • Ventas posteriores.

Esta segunda parte de la definición del marketing de contenidos es mucho más compleja y difícil de realizar que la primera. Requiere planeación, esfuerzo y constante optimización. Pero sin ella, tu estrategia perderá mucho de su potencial valor.

Marketing de contenidos: 6 pasos clave para empezar

1. Entendiendo y creando tu ciclo de acción

¿Qué pasos esperas que tu usuario siga para alcanzar la meta final que deseas alcanzar a través del marketing de contenidos? Si no sabes qué quieres lograr, define eso primero. Crear contenido sólo para crear contenido es una muy mala estrategia.

Por supuesto, te puedes topar con sorpresas, pasos adicionales, pasos que simplemente nunca utilizan, y luego tendrás que refinar este paso, con nuevos datos.

Pero antes que nada, define qué quieres que tus visitantes logren, y los pasos más importantes para alcanzar este paso. Por ejemplo:

  • Atracción: los usuarios nuevos están leyendo tus artículos.
  • Interés: los usuarios recurrentes visitan tu sitio y comparten tu contenido.
  • Deseo: envío de solicitudes de presupuesto o mensajes de contacto, descarga de lista de precios.
  • Acción: suscripción al boletín, compra en línea, solicitud de prueba, etc.
2. Estableciendo tus metas

Para cada etapa del proceso que estableciste, define qué quisieras que sucediera, en términos numéricos y con una ventana de tiempo. La ambigüedad es el enemigo.

Si tu meta para una etapa es “lograr que los visitantes se entretengan con nuestro contenido”, no sabrás si lo estás logrando o no.

Una meta más clara sería “Lograr que los artículos en la etapa de atracción se compartan al menos 150 veces en redes sociales y tengan más de 20 comentarios”.

3. Designa responsables

¿Quién está a cargo de tu estrategia de marketing de contenidos general? ¿Necesitas designar personal adicional que lo apoye en ciertas áreas? Establecer responsabilidades ayudará a mantener a tu equipo, incluso si es de una o dos personas, alineado y comprometido con la estrategia.

4. Usa tus herramientas
  • Sitio web: la plataforma en donde publicarás tu contenido. Incluso si creas y subes tu contenido a otras plataformas, como videos de Youtube, tu sitio web debe ser el centro de tu estrategia.
  • Canales de distribución: Elige las redes sociales que utilizarás como canales de distribución, además de comenzar a crear tus listas de suscripción por correo electrónico y otros canales que desees utilizar.

Nunca subestimes el correo electrónico. Un autoresponder bien diseñado ayudará a llevar a tus potenciales clientes a través de todo el proceso, diseñado exactamente como tú quieres.

5. Creando un calendario editorial

Una vez has clarificado el camino que tu visitante debe recorrer, tienes las metas y responsables, y tus herramientas están en su lugar, es momento de planificar tu contenido a través de un calendario editorial.

Puede ser tan sencillo o complejo como desees, pero asegúrate de tener uno, y compartirlo con tu equipo. Te ayudará a conocer la cantidad de contenido que quieres publicar, la temática de cada pieza y ver si tu estrategia está alineada o desbalanceada en algún aspecto.

Hablar y tener todo en tu mente no es lo mismo que verlo escrito.

6. Establece un plan de medición

¿Cómo medirás tus metas? Una cosa es establecer metas y otra es planificar cómo medirlas. Es posible que tengas que revisar tus metas si no existe una forma correcta de medirlas adecuadamente.

¿Cada cuánto revisarás las métricas clave para saber si todo va bien? ¿Las metas se conectan con los objetivos de negocio adecuadamente? ¿Hay suficientes metas y puntos de medición a través del proceso?

Recuerda, lo que no se puede medir, no se puede administrar

Consejos para una buena estrategia de marketing de contenidos

Aquí te dejamos algunos consejos que ayudarán a que planifiques y ejecutes tu estrategia de marketing de contenidos. Recuerda que para una nueva empresa, un proyecto de emprendimiento o simplemente un nuevo proyecto dentro de la compañía, el marketing de contenidos puede tener excelentes resultados, sin requerir de una inversión millonaria.

Claro, requiere mucho esfuerzo, y al igual que otros elementos como las redes sociales, su factor “gratuito o de bajo costo” los hace engañosos. Cuando te des cuenta del esfuerzo necesario, te asustarás un poco. Pero este precio a pagar es bajo comparado con los beneficios que seguramente cosecharás.

  • Construye en tu propio terreno y utiliza las redes sociales y otros medios para distribuir.
  • Crea valor a través de tu contenido y no vendas directamente, especialmente en las primeras etapas.
  • Muestra tu conocimiento de forma natural y evita el lenguaje técnico.
  • No olvides el buen diseño y la buena escritura.
  • Háblale a tu cliente ideal, de igual a igual.
  • Háblale en su lenguaje. De nuevo, evita la jerga y lenguaje rimbombante.
  • Integra el correo electrónico desde el inicio y úsalo a través de todo el ciclo.
  • ¿Qué quieres que hagan tus visitantes? Usa llamados de acción claros.

Este post fue publicado originalmente en el blog de Zennovacion.

Posted in Marketing and tagged , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *